Cómo leer más rápido entendiendo y reteniendo lo que lees

Cómo leer más rápido entendiendo y reteniendo lo que lees

Leer es uno de los pasatiempos favoritos de las personas y, seguramente, el tuyo también. Pero muchas veces tardamos horas y horas en terminar un libro incluso a pesar de que nos encante  la historia o el tema tratado en él ¿te ha pasado? ¡Seguro que sí!, y es que creo que eso no ha pasado a todos.

Sin embargo y afortunadamente hay ciertas cosas que podemos realizar para aprender a leer más rápido entendiendo y reteniendo lo que se lee, y quizás ahora puede que te preguntes: ¿por qué leer más rápido si eso puede ocasionar que no se preste atención a la lectura?

Pero lo cierto es que si eres un amante de la lectura o de los libros en general puede que te interese conocer algunas técnicas o herramientas para aprender a leer más rápido, sin perder la noción de lo que se está leyendo.

Y es que cuanto más rápido leas un libro más rápido lo terminarás, y cuánto más rápido lo termines más rápido comenzarás a leer otro libro ¿muy bueno no? pues para nosotros los amantes de la lectura esto es algo extremadamente bueno, ya que nos permitirá leer muchos otros contenidos interesantes y que nos llame la atención; aprovechando nuestro tiempo de ocio para leer algo que siempre hemos querido leer.

Ahora bien, si llegaste hasta aquí es porque seguramente tú también amas la lectura y quieres saber algunas técnicas para leer más rápido, entendiendo y reteniendo todo lo que lees. Pues si es así déjame decirte que llegaste al lugar correcto porque en esta oportunidad te mencionaré algunos consejos para leer libros de una forma más rápida sin perder la concentración y el enfoque del tema que se está leyendo.

Leer más rápido entendiendo y reteniendo lo que se lee: ¿cómo se puede lograr?

leer

Quizás tienes un montón de libros pendientes por leer ¿verdad? y es que vamos, creo que a todos los amantes de la lectura nos ha pasado o nos pasa que llegamos a un punto, digamos algo enfermizo, que aunque tengamos ya una gran colección de libros pendientes por leer, si vemos uno en venta queremos comprarlo, y más aún si nos llama la atención.

No importa que no tengamos el tiempo suficiente para leerlo o tenemos ya un montón de libros pendientes para leer, lo queremos ¿te ha pasado? apuesto a que sí. A mí me ha pasado, y en vista de ello mi objetivo siempre fue el lograr leer más rápido para no seguir dejando acumulados dichos libros y terminarlos cuanto antes.

Es por ello que decidí hacer este artículo para ayudar a las personas que como tú, quieren leer más rápido, pero no desean perder el entendimiento y el disfrute de la lectura. Así que si quieres poder lograr lo antes mencionado, es necesario que sigas los siguientes consejos:

Busca un buen entorno para la lectura

Muchas veces por querer terminar más rápido un libro lo leemos en cualquier sitio, ya sea en nuestra casa, en camino al trabajo, en el transporte público, o en cualquier otro sitio. El punto es que no nos importa la forma o las condiciones que fuesen, lo importante es terminar el libro. 

Sin embargo, hacer eso no está bien y te explico el porqué: porque más allá de terminar el libro rápido, la verdad es que no estás prestando atención a lo que estás leyendo, porque simplemente al estar en un entorno inadecuado no te concentras y no disfrutas el momento de la lectura; y, por ende, la lectura no es lo suficientemente rápida como debería ser.

Así que es importante que al momento de leer lo hagas en un lugar tranquilo, que estés solo para que no tengas ningún tipo de distracción, y es que las distracciones pueden hacer que interrumpas el momento y pierdas el hilo de lo que lees.

Asimismo el lugar de lectura debe tener buena iluminación, ya que estar a oscuras mientras se lee o con poca luz, además de dañarte la vista y proporcionarte dolor de cabeza, hará que no disfrutes la lectura y no te concentres como deberías, ya que estarás más pendiente de ver bien lo que estás leyendo.

Cuida tu postura

La postura que tengas al momento de leer también es muy importante, ya que cuanto más cómodo estés, más rápido leerás y más tiempo durarás leyendo el libro. 

Es que vamos a estar claros, leer un libro online sentado frente a una PC no es tan cómodo que estar leyendo un libro acostado en tu cama por ejemplo. Es por ello que el medio o la forma de tu postura influyen mucho en tu lectura.

Personalmente recomiendo los libros en físico, ya que así no estarás frente a un monitor o a un teléfono leyendo, y no se te cansará tanto la vista. Pero independientemente de la forma que elijas, debes estar en un sitio y con una postura correcta que te proporcione comodidad; solo así podrás retener lo que estás leyendo.

Evita la sub-vocalización

¿Te ha pasado que a veces estás leyendo y repites mentalmente lo que leíste? Pues eso es lo que se conoce como sub-vocalización, y debes eliminarlo ¿Por qué? porque eso evita que leas rápido.

Eliminar eso de nuestra vida no es tan fácil como parece ser, porque incluso lo hacemos inconscientemente, es un acto natural que todo el mundo hace al leer, simplemente no nos damos cuenta que estamos repitiendo en nuestra mente lo que estamos leyendo. Claramente eliminarlo será difícil, pero si consigues hacerlo verás que únicamente con esto, ya estarás leyendo más rápido, y lo mejor de todo es que entenderás y retendrás toda la información. 

No leas en voz alta

Muchos consideran que leer en voz alta o susurrando es una excelente opción para que la lectura sea rápida y se esté más concentrado, sin embargo, eso depende más de un buen entorno que de la forma que se lea.

Para entender un poco, cuando lees en voz alta lo que estás haciendo es repitiendo lo que ya leíste, ósea que no estás ganando tiempo, más bien lo pierdes; tu lectura se hace más lenta. 

Así que es necesario que aprendas a escuchar tu interior, y dejes la lectura en voz alta únicamente cuando tengas que ser escuchado por alguien más, de lo contrario, el silencio siempre es la mejor opción.

Amplia tu vocabulario

Aunque no lo creas tu vocabulario influye mucho en la rapidez con la que lees un libro ¿Por qué digo esto?, pues a veces cuando leemos y vemos una palabra que desconocemos su significado, simplemente tu cerebro se detiene y pierdes valioso tiempo allí.  

Es por ello que es importante aprender nuevas palabras, incluso eso puedes ir haciéndolo durante la misma lectura. Por ejemplo, cada vez que veas una palabra extraña que no conoces, busca su significado, de esta forma irás ampliando tu vocabulario y aumentarás tu comprensión lectora.

A medida que pase el tiempo, te será más fácil comprender el texto y leerás más rápido, sin la necesidad de hacer pausas para entender lo que se quiso decir en el texto.

Entrena tu campo visual

Para leer más rápido, sin perder la concentración, entendiendo y reteniendo absolutamente todo lo que se está leyendo es necesario entrenar el campo visual, pero ¿Cómo se logra eso?, pues antes de explicarte cómo lograrlo, es importante que entiendas que es tu campo visual.

Por ejemplo, si miras fijamente una palabra en el centro de un párrafo de cualquier libro que estés leyendo ¿Cuántas palabras logras ver? Pues eso es tu campo visual, cuantas más palabras alcances, mayor es tu campo visual.

Para llevar a cabo una lectura más rápida no leas las frases palabra por palabra, sino que trata de hacer pequeños saltos con la vista ¿Cómo? pues sencillo, al leer intenta agrupar un grupo de palabras, puede ser entre dos o cuatro; así tu campo visual será más amplio y podrás leer un poco más rápido.

Puede que al comienzo te resulte complicado leer de esta manera, pero con algo de práctica todo es posible. 

No regreses atrás para leer algo que ya hiciste

A veces cuando estamos leyendo un libro solemos regresar a algunos renglones más arriba o a la página anterior porque no comprendimos algo importante que sucedió en la lectura ¿verdad?, pues eso es un grave error.

Es un error porque aparte de que no te estas concentrando y comprendiendo lo que lees, estás perdiendo tiempo, tu lectura se vuelve lenta porque tienes que estar regresando al apartado anterior para comprender lo que estabas leyendo.

Debes aprender a confiar en lo que tus ojos ven y en ti mismo y, por supuesto, concentrarte mientras realizas la lectura. Al hacer esto te sorprenderás de la capacidad que tienes para comprender y retener lo que lees.

¿Por qué es importante la lectura en nuestras vidas?

La lectura es sin duda alguna una de las habilidades más importantes que podemos tener o adquirir en nuestra vida, ya que por medio de ella es que obtenemos conocimiento. 

Es por ello que desde que somos niños siempre nos enseñan y nos han inculcado la práctica de la lectura, ya después está de nuestra parte continuar y enriquecerla con el tiempo.

Ahora quizás te preguntes ¿por qué es importante la lectura en nuestras vidas? pues déjame decirte que la respuesta es muy simple, es importante porque sencillamente es una práctica que ayuda a tu crecimiento y desarrollo, tanto intelectual como personal.

Adquirir conocimiento y entender el mundo que nos rodea, es una práctica que solo podremos lograr si nos empapamos de textos, si nos culturizamos a través de la lectura. Y es que un buen libro nos puede incluso transportar a otro sitio, sin ni siquiera poner un pie fuera de nuestras casas, es un viaje sin igual.

Incluso, leer te proporciona ventajas a futuro ¿por qué? porque te hace una persona más culta, ya que descubres información y palabras que antes ni siquiera sabias que existían o desconocías totalmente su significado. 

Pero esa no es la única ventaja que proporciona la lectura a tu vida, puesto que también ayuda a que tu mente sea más ágil, que tus ideas sean más claras, algo que sin duda es muy bueno para ti, porque eso te permitirá tener un mayor nivel de argumentación. 

Por ejemplo, al dar tu opinión sobre algún tema en particular, podrás hacerlo sin ningún tipo de problema, y expresándote de una forma que no a cualquiera se le da, ya que tu habilidad para argumentar se verá incrementada gracias a la lectura.

Así como tu forma de expresarte se verá mejorada, tu redacción y ortografía también. Y es que leer constantemente hace que tu cerebro se familiarice con el lenguaje, haciendo que tu vocabulario y tu escritura mejore drásticamente. 

Así que si quieres incluir a la lectura en tu vida e incursionarte en este mundo tan fantástico, ¡hazlo! No dudes ni un segundo, porque te proporcionará muchísimos beneficios a tu vida personal y laboral.

Quizás al comienzo te cueste un poco entender y retener la información que lees, pero con la práctica y el tiempo que le dediques a la lectura, podrás mejorar cada día más.

Solo sigue los consejos que te mencioné al comienzo del artículo y verás cómo obtendrás mejores frutos, incluso si ya llevas en este mundo algo de tiempo pero no sabes cómo leer rápido sin perder el enfoque de la lectura, también debes poner en práctica lo antes mencionado.

Solo recuerda practicar y leer en un sitio adecuado, que tu entorno sea calmado, silencioso y relajante, que no haya ningún tipo de distracción, porque de lo contrario no te concentrarás, y ¿cómo puedes retener la información que lees si no te concentras? sencillamente no podrás.

Pero como bien te dije, si sigues todos los consejos que te mencioné, podrás lograr realizar una lectura rápida, sumergiéndote en la historia que lees y reteniendo toda la información. El comienzo será un poco difícil, pero a medida que vayas practicando, podrás lograrlo. 

Lo último en nuestro blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba