Cómo preparar a tu cerebro para que tengas buena suerte

La buena suerte es algo tan poco estudiado que realmente nadie puede darte fe y decirte que la buena suerte existe o que no existe. Y es que realmente es algo que nadie puede comprobar al 100%.

Sin embargo, alrededor del mundo existen muchísimas personas exitosas que indican que han tenido muy buena suerte, mientras otras más escépticas dicen que no creen en la buena o mala suerte, sino que su éxito se debe a su esfuerzo.

Yo personalmente creo en las dos opciones. Creo que la suerte es algo así como estar en el lugar y en el momento preciso. Es algo muy parecido a una oportunidad, y está allí, sólo que tú verás si la tomas o no la tomas. Es por ello, que en este artículo voy a hablar sobre cómo preparar a tu cerebro para que tengas buena suerte.

Independientemente si crees en la suerte o no, te voy a hablar sobre aquello que debes hacer para que tu cerebro te ayude a lograr aquello que deseas. Y básicamente, es con el poder de la afirmación, la meditación, entre otras cosas. Recuerda que tu cerebro es muy poderoso, y así cómo cuidas tu salud corporal, debes cuidar tu salud mental, tu esencia, y tu espíritu.

Si te gustaría aprender sobre mentalidad de éxito y psicología, existen varios cursos online que pueden enseñarte.

Clica para descubrir la mejor formación online sobre ello👇

Si te gustaría aprender a convencer a través de tus palabras y escritura, existen varios cursos online que pueden enseñarte.

Clica para descubrir la formación que te ayudará a lograrlo👇

suerte

Hay personas que creen fielmente en que la buena suerte existe, mientras que otras personas dicen que la suerte no existe. Sea lo que sea que tú creas, en este artículo no voy a decirte si la buena suerte existe o no, porque yo tampoco lo sé. Lo que sí sé, es que las cosas que nos suceden tienen mucho que ver con las decisiones que nosotros mismos tomamos. 

Así que, existe la posibilidad de que la buena suerte no sea algo del destino o del azar, sino que sea producto de los resultados de nuestras propias decisiones y acciones.

Sin embargo, hay algunos estudios que han comprobado lo maravilloso que puede llegar a ser nuestro cerebro. Existen técnicas relacionadas a la meditación, al conocimiento mental y control emocional, en dónde podemos programar nuestro cerebro para decretar y afirmar diversos eventos.

Buena suerte o no, yo lo llamo el poder de la afirmación. Y es que cuando nosotros mismos nos repetimos algo, nuestro cerebro automáticamente se lo cree y vamos a comenzar a trabajar más en ello. 

Pues, ¿nunca has oído un dicho que dice, que una mentira dicha tantas veces puede convertirse en una verdad? Bueno algo así es lo que quiero decirte. Y es que puedes hacer una prueba: si pasas todo el día dice diciéndote a ti mismo que te duele la cabeza porque te sientes mal, probablemente al final del día sentirás algún malestar. Casualidad, destino, mala suerte o como quieras llamarlo, mucho de esto es logrado gracias al poder que tiene la afirmación en tu cerebro.

Es por ello que muchos coaching de superación personal, recomiendan que afirmes día a día aquello que quieres lograr, para que puedas lograrlo. 

Si quieres ser una persona exitosa, afirma todos los días que tú eres una persona exitosa, si quieres ser una persona con buena suerte, debes afirmar todos los días que tú tienes buena suerte.

Así que, en esta oportunidad, hablaré sobre las formas que tienes para preparar a tu cerebro para tener buena suerte.

¿Cómo preparar a tu cerebro para tener buena suerte?

Yo soy de las personas que cree que todo está en la actitud. Como bien lo dije anteriormente, cuando tienes una actitud positiva sientes que la vida te sonríe. Muchos lo traducen en buena suerte, otros le dirán destino, y otros sencillamente le dirán esfuerzo y trabajo. 

Sea como sea que lo llames, la actitud que tomas frente a las diversas situaciones, frente al día a día y frente a la vida en general, es lo que determinará esa buena suerte que puedes o no tener.

Así que, programar y preparar tu cerebro, es algo que debes hacer si quieres visualizar y tener buena suerte. Son 6 aspectos que puedes llevar a cabo y que no requieren de grandes conocimientos ni educación, solo de tu constancia y esfuerzo.

Ante esto te mencionaré 6 aspectos qué es tomar en cuenta para que puedas programar o preparar a tu cerebro para tener buena suerte.

1. Ser optimista

Ser optimista, en una de las principales cosas que debes hacer para poder preparar tu cerebro para que tengas buena suerte.

Hay estudios que demuestran, que el poder de la afirmación puede lograr grandes cambios en nuestras vidas, haciendo que se cumpla lo que decretamos. Siempre y cuando trabajemos por ello, por supuesto.

Con esto, no quiero decirte que debes vivir en una ilusión y que tengas un exceso de positivismo. Lo que quiero decirte, es que debes tener la certeza de que, si luchas por aquello que deseas, podrás lograrlo, como si fuera por un golpe de suerte.

2. Prepararte para manejar la adversidad

Más allá de ser optimista, debes aprender a manejar la adversidad. Cuando sabes cómo actuar frente a diversos imprevistos que se pueden suscitar en tu camino, es cuando podrás lograr buenos resultados.

Muchas personas se quejan detener mala suerte, porque han pasado por situaciones adversas las cuales no contemplaban, y no han sabido cómo resolverlas eficientemente y sólo indican que tienen mala suerte decretándolo.

Debemos tener en cuenta qué situaciones negativas, adversas e imprevistos, siempre se presentarán a lo largo del camino. Sin embargo, esto no es motivo para decaer, al contrario, debería ser una razón para seguir adelante. A pesar de ello, debes prepararte para el momento en el que se presenten dichas situaciones y saber cómo enfrentarlas.

3. Confía en tu intuición

Muchas personas no le hacen caso a su intuición, ya que indican que no sería una decisión con raciocinio. Sin embargo, hay personas a las cuales les ha ido bien en la vida (y podría decirse que tienen suerte), le han hecho un caso especial a su intuición.

Y es que la intención es todo aquello que hemos aprendido, pero que no somos capaces aún de entender y procesar claramente, pero hay algo en nosotros que sí lo sabe y que sí lo conoce. Es allí cuando tenemos dichos presentimientos o instituciones.

Muchas veces por dejar pasar nuestra intuición y no hacerle caso, hemos desaprovechado algunas oportunidades que podrían haber sido un golpe de suerte. 

Con esto no te estoy diciendo que a cada presentimiento que tengas debes hacerle caso, ¡no! ya que hay veces que nuestra intuición falla. Sin embargo, si te recomiendo que cuando tengas la intuición sobre algo, no dejes ese pensamiento a un lado, sino que tómalo en cuenta, analízalo y considéralo para la toma de tu decisión final.

4. Aprende a identificar oportunidades

Las oportunidades están a la vuelta de la esquina, en cada lugar al que vamos, cada persona que conocemos, cada nuevo día, es una nueva oportunidad.

La mayoría de las personas a las que les ha ido muy bien en la vida, han podido lograr el éxito personal y profesional, porque han sabido identificar las oportunidades que la vida les presenta.

Para tener oportunidades debes buscarlas, debes dirigirte hacia donde aparecen. Estando en tu casa, encerrado todo el día, sin contacto con nadie, ni con nada, será muy difícil que se te presente una oportunidad.

Normalmente las oportunidades suelen darse por algún conocido por haber estado en el lugar indicado y en el momento indicado. Así que te recomiendo que busques esa oportunidad, evalúa tu entorno, analízalo, determina qué puede ser una oportunidad y qué no. 

Lo importante, es que aprendas a identificarlas, créeme que las oportunidades están allí esperando a que alguien las tomé.

5. Piensa que tienes buena suerte y actúa como tal

Este aspecto va de la mano con el punto anterior que se relacionaba al optimismo, y es que tiene que ver mucho con el poder de decretar lo que somos y lo que queremos.

Muchos en base a sus creencias, indican que debemos reafirmar ante el universo lo que queremos, para que se nos sea dado. Otros indican que hay que reafirmarlo ante Dios. Y sea cual sea la creencia que tengas, puedo decirte que nuestro cerebro es muy poderoso, y el poder de la reafirmación puede hacer que incluso te creas lo que tú mismo te estás diciendo.

Así que, si tú mismo reafirmas que tienes buena suerte, te aseguro que así será. Tu cerebro ya estará programado para eso, verás las cosas con otra actitud mucho más positiva. 

¿Por qué crees que las personas que constantemente están diciendo que tienen mala suerte, que nunca les va bien, o que se la pasan quejándose, les va mal? creo que es un aspecto que debes analizar y es que la mente es muy poderosa. 

Si te la pasas todo el día diciéndote a ti mismo que eres un fracaso, pues realmente lo vas a ser. Es por ello, que es sumamente importante que decretes todos los días que tú eres una persona exitosa y que goza de buena suerte. Esto te llevará a determinar oportunidades o crearlas, ya que tu confianza en ti mismo incrementará.

6. Medita

Una de las mejores formas de preparar a tu cerebro y prepararte a ti mismo para ser más asertivo, es meditando. Cuando meditas no solamente estás mejorando tu salud mental y corporal, sino que también estás haciendo que tu cerebro aprenda a relajarse, desestresarse y básicamente a dominar las emociones.

Muchas veces, las emociones como el miedo, el estrés, o la ansiedad, son los causantes de la toma de malas decisiones. Y no estoy diciendo que la buena suerte sea tomar buenas decisiones, sin embargo, sí que tienen una relación, desde mi punto de vista.

Cuando tomas decisiones basados en sentimientos temporales y negativos, como lo son el miedo o los nombrados anteriormente, estás muy expuesto a tomar malas decisiones, las cuales traerán consecuencias negativas. A su vez, esto te llevará a sentir que tienes mala suerte y cuándo vas a ver y analizar el porqué de esas cosas, resulta que no es mala suerte, son malas decisiones con consecuencias negativas.

Obviamente no estoy diciendo así sean todos los casos. Sin embargo, al controlar tus emociones y al meditar, podrás entrenar a tu cerebro a ser más asertivo, lo cual te ayudará mucho a programarlo para aceptar todas aquellas cosas buenas que están a tu alrededor y que se conocen como buena suerte.

Conclusión

Un aspecto que debes tener en consideración, es que el exceso de optimismo tampoco es bueno. Básicamente, porque en algunos casos hace que las personas se creen tanto aquellas afirmaciones y mantienen una actitud tan positiva de que todo se les va a dar, tal cual lo piensan, que hace que no luchen y no se esfuercen por aquellas cosas que desean alcanzar.

Y es que ningún exceso es bueno, ni siquiera el exceso de confianza. A veces es bueno tener un poquito de desconfianza, no en ti, sino en los resultados; ya que esto te llevará a esforzarte para lograr tu meta. 

Y esforzarse es bueno, ya que te lleva a cumplir objetivos de forma más eficiente. Cuando colocas tu empeño en las cosas que quieres, lo más probable es que lo logres. Soy de las personas que cree, que nada en esta vida es imposible, siempre y cuando haya alguien luchando por lograrlo. 

Mi recomendación es que mantengas una actitud positiva frente a la vida, que sepas cómo sobrellevar cualquier tipo adversidad u obstáculo que se te pueda presentar, y, sobre todo, que definas claramente aquello que deseas alcanzar y que luches y trabajes por lograr aquella meta que te propongas. 

Recuerda que nada te va a caer del cielo, y no vas a lograr nada si no te esfuerzas, por más que seas la personas con más buena suerte del mundo. Debes saber que todo se trabaja y se logra con dedicación y empeño. Así que sé positivo, cree en ti, pero no dejes de esforzarte, te aseguro que lograrás grandes cosas.

Si te gustaría aprender sobre mentalidad de éxito y psicología, existen varios cursos online que pueden enseñarte.

Clica para descubrir la mejor formación online sobre ello👇

Si te gustaría aprender sobre mentalidad de éxito y psicología, existen varios cursos online que pueden enseñarte.

Clica para descubrir la mejor formación online sobre ello👇

Lo último en nuestro blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba
Abrir chat