Las 20 posturas de yoga más difíciles que existen.

En el yoga encontrarás una gran cantidad de posturas, unas más adecuadas para principiantes y otras con un mayor nivel de exigencia o dificultad, ideal para aquellos con más experiencia. 

A través de la realización de éstas posturas logramos una conexión silenciosa y pausada con nuestro cuerpo, permitiendo evaluarnos y conocer hasta donde somos capaces de llegar, así como comprender más el funcionamiento de nuestro cuerpo y de cómo podemos estimularlo para lograr la armonía y equilibrio. 

Recordemos que el yoga más allá de realizar poses de estiramiento y tonificación del cuerpo, plantea abrir los canales de energía y chakras, ayudando a purificar y sanar el cuerpo, calmarnos y mantener el enfoque mental.

Si te gustaría aprender sobre técnicas de meditación, relajación y bienestar, existen varios cursos online que pueden enseñarte.

Clica para descubrir la mejor formación online sobre ello👇

Si te gustaría aprender sobre técnicas de meditación, relajación y bienestar, existen varios cursos online que pueden enseñarte.

Clica para descubrir la formación que te ayudará a lograrlo👇

1. Postura Mayurasana o de Pavo Real

La postura se inicia arrodillado en el suelo con las rodillas separadas, inclinándose hacia adelante con las manos en el suelo haciendo presión, posteriormente se realiza la postura final, que es cuando ya las piernas se levantan del suelo de forma paralela; se debe permanecer en esa posición por un tiempo de 10 a 30 segundos. 

El equilibrio de la postura se centra en los brazos. Permite tonificar el abdomen, ya que se ejerce una fuerza sobre el mismo, adicionalmente, fortalece las muñecas y antebrazos, puesto que estos soportan el peso total del cuerpo.  

Esta postura activa un chakra ubicado en el ombligo, lo que favorece la digestión de alimentos y protegiendo al estómago contra posibles toxinas. 

2. Postura Pincha Mayurasana o Pavo Real Emplumado

Es la postura del fortalecimiento, ya que permite estirar el cuello, los hombros y el pecho, además, logra relajar totalmente al practicante que la realiza, mejorando su equilibrio, disminuyendo el estrés y los síntomas de depresión. 

Es una asana de nivel más avanzado, ya que es invertida y el equilibrio recae en los brazos. Para esta postura debes sostener tu cuerpo con el antebrazo y las manos, invirtiendo tu cuerpo de modo que la cabeza esté cerca del suelo y las piernas extendidas hacia el aire. 

La espalda debe permanecer alargada y no curva, apretando el abdomen y manteniendo la cabeza un tanto levantada para que no toque el suelo. Se puede mantener la postura entre 10 y 15 minutos, pudiendo llegar con prácticas continuas hasta a 1 minuto.

3. Postura Tittibhasana o de la Luciérnaga

En esta postura el equilibrio está enfocado en los brazos y su realización resulta todo un desafío. Al practicarla ayudará a fortalecer la parte alta del cuerpo, así como las muñecas y brazos, puesto que el equilibrio recae en dichas zonas.

Adicional a ello, permite mejorar la postura, estimular la digestión, evacuación y el equilibrio en todos los aspectos. Esta postura se inicia arrodillándose en el suelo de cuclillas, manteniendo el tronco hacia abajo y las piernas estiradas, para así poder levantar la pelvis al nivel de las rodillas. Hay que mantenerse por 15 segundos en dicha posición.

4. Postura Durvasasana o dedicada a Durva

Es un tipo de yoga que requiere de gran flexibilidad, ya que un pie debe colocarse detrás del cuello permaneciendo de pie con el otro, es una postura que fortalece la musculatura de las piernas, ganando resistencia la pierna con la cual se permanece de pie. 

Esta postura es beneficiosa para redistribuir el flujo inferior elevándolo a la parte superior, disminuye la enfermedad de la elefantiasis, los dolores de cabeza y temblores. No pueden realizarlas personas con lesiones en la cadera o embarazadas.

5. Postura Astavakrasana o de los ocho ángulos

También llamada la postura de los ocho encorvamientos, al realizarla podrás trabajar el equilibro y fortalecer los brazos, las muñecas y el pecho, además es excelente para tonificar los músculos de los abdominales y ayuda a estimular la digestión de los alimentos. 

Al ser una postura un tanto complicada, su realización promueve el logro, lo que a su vez mejora la autoestima. Se puede mantener la postura en un periodo de 30 segundos a 1 minuto. 

6. Postura Bakasana o del Cuervo

Esta postura resulta asombrosa por el balance de sus miembros superiores, es altamente gratificante para el practicante cuando la logra realizar debido a lo compleja que resulta, ya que se necesita mucha fuerza en los brazos. 

En cuanto a sus beneficios, restablece la capacidad pulmonar, fortalece la musculatura abdominal, el de los pectorales, muñecas y brazos, estimula el tránsito intestinal y la digestión. 

Esta postura se inicia agachada y finaliza con los brazos tomando el control del cuerpo, y con la cabeza mirando al suelo con un leve levantamiento, puede tener una duración de 20 segundos a 1 minuto.

7. Postura Dwi Pada Viparita Dandasana o del Bastón Invertida

Llamada también postura de la media rueda, donde se da apertura al pecho y se inclina la espalda, el estiramiento principal es en la parte frontal del cuerpo.

Para iniciar, el practicante se coloca acostado en el suelo boca arriba, con los pies en el suelo, siendo importante regularizar la respiración para poder continuar, e ir levantando las caderas, hombros y cabeza. 

Para la posición final se debe tener las palmas de las manos en el suelo, al igual que los talones a la altura de las rodillas, extensión de la espalda y piernas alejadas de los pies hasta que estén completamente rectas.

8. Postura Adho Mukha Vrksasana o del Pino

Conocida por la postura del árbol boca abajo, es una posición que puede resultar difícil hacerla cuando somos adultos, pero para los niños es más fácil. Es una postura que nos ayuda a superar el miedo que podemos sentir de posar todo el peso de nuestro cuerpo sobre nuestras manos, requiere de mucho equilibrio, si no lo tienes te ayuda a trabajarlo y superarlo, alivia la presión sanguínea, relaja, mejora el estrés y reduce la depresión leve, también fortalece los músculos del abdomen, espalda, hombros, brazos y muñecas. 

El primer paso para iniciar esta postura es colocarse en posición de perro boca abajo, con las palmas de las manos en el suelo firmes, hasta llegar al paso de espalda recta. Suele durar de 10 a 15 segundos, pero con práctica y perseverancia se puede llegar al minuto.

9. Eka Pada Rajakpotasana o de la Paloma Real sobre una pierna II

Es una postura de inclinación de espalda, conocida por lo general como la postura de la paloma II, aquí se abren pechos, hombros y cadera, estirando los músculos, además mejora el proceso de la digestión y la postura del cuerpo.

Se comienza sentado con las piernas estiradas, luego se procede a doblar la rodilla derecha y poner la pierna izquierda hacia atrás en el suelo, para finalizar se levanta el pecho y se acerca a la planta del pie izquierdo.

Su duración es de 15 a 30 segundos. No es una postura conveniente para personas con lesiones en el cuello, o con problemas de insomnio o migraña.

10. Postura Eka Pada Koundinyasana o la dedicada al sabio Koundinya I

Es una postura en donde la fuerza es importante y en donde el punto de mayor apoyo radica en las muñecas y brazos, además de que requiere de mucho equilibrio y preparación previa. 

Fortalece y tonifica los músculos de la columna vertebral y abdominal. La postura se comienza de pie, luego hay que flexionar como si se fuese a agachar y con la rodilla izquierda tocar el suelo. 

Luego es necesario realizar un giro lateral elevando las piernas, seguidamente se eleva la cadera para llevar el peso al torso, hasta llevar la altura de los hombros al mismo nivel. La posición se mantiene por 20 segundos.

11. Postura Ardha Chandrasana o de la Media Luna

Es una postura que se realiza de pie con inclinación invertida y representa una de las fases de la luna, por eso su nombre. Es de las posturas más beneficiosas para el cuerpo, tiene la bondad de despertar los chakras y, a su vez, distribuir la energía por todo el cuerpo, obteniendo la serenidad y paz mental. 

El estiramiento se da a un máximo nivel, eliminando el estreñimiento y reduciendo los problemas renales. Se inicia con la posición de Tadasana para la relajación, la posición se mantiene por 30 segundos.

12. Postura Marichyasana o del Giro de Marichyasana

Se traduce como Postura de “rayo de sol”, y se realiza sentado con una ligera torsión lateral. Entre sus beneficios está el favorecer la estimulación de la mente, del hígado y los riñones, además fortalece la columna vertebral, calma la ansiedad y masajea la zona abdominal. 

Se inicia haciendo la postura Dandasana, estirando la columna y las piernas lo más que se pueda, se alterna cada paso siguiente con la respiración, intentando extender la columna y enderezar la espalda, la duración es de 10 a 20 segundos.

13. Postura Hanumanasana o del Mono

Resulta un reto realizar esta postura, ya que es una de las más avanzadas, y es que cuando es realizada, las zonas de los muslos se tensan, permitiendo tonificar las piernas, así como la estimulación de los chakras del cuerpo, desintoxicando el cuerpo del estrés y manteniendo la estabilidad mental. Durante la realización no deben forzarse las piernas mientras se están estirando.

14. Postura Krounchasana o de la Garza

Es la postura más avanzada de todas y también la más complicada, pero a su vez muy beneficiosa, recomendada para las personas de pie plano. Es estimulante del intestino grueso, permitiendo eliminar los gases después de comer, estirando los músculos de caderas, rodillas y tibias, se da una estimulación interna, por lo que los órganos del sistema linfático comienzan a mejorar. 

Se inicia con una pierna doblada debajo de los glúteos y para finalizar se flexiona la pelvis, quedándose en la postura al menos por 1 minuto.

15. Postura Agnistambhasana o del Leño Ardiente

Es considerada la postura de “estatua del fuego” o la de la meditación, ya que brinda una gran tranquilidad a todo el cuerpo, además permite liberar las tensiones, así como la producción de energía. 

Es reafirmante para la zona del glúteo, logrando estirar y abrir las caderas. Para iniciar se hace con la postura del Dandasana, pudiendo flexionar las piernas de las siguientes formas: en posición V o con una pierna encima de la otra. No puede realizarla personas con lesiones en la espalda o caderas.

16. Postura Padmasana o del Loto

Es una postura para entrar en contacto con la interioridad y la meditación, activar la concentración e imaginación, pero para ello requiere de mucha destreza y flexibilización.

Se realiza sentado con las piernas flexionadas, endureciendo y permitiendo abrir las caderas, se logra una máxima flexibilidad en las piernas y columna vertebral, mejorando el equilibrio del cuerpo. Se recomienda para aquellos días en los que necesitas inspiración y entrar en contacto con la espiritualidad.

17. Postura Ardha Matsyendrasana o el “Sr. de los Peces”

A través de ésta postura espiritual se purifica el cuerpo, se activa la concentración, y ofrece un efecto de relajación total, reactivando los chakras y mejorando el sistema digestivo y la zona abdominal, además es una estimulante de las glándulas suprarrenales y riñones.

18. Pasasana o del Lazo

Esta postura tiene aplicaciones positivas y terapéuticas en personas con asma, dolores menstruales, tensiones del cuello, espalda y hombros, además resulta un estimulante de los órganos encargados de la digestión de alimentos.

Asimismo mejora la respiración, ya que el pecho y los hombros se abren, tambien favorece la postura, permitiendo que se estire la columna vertebral, pudiendo mantenerse la postura de 30 segundos a 1 minuto.

19. Postura Parsva Bakasana o del Cuervo Lateral

Es una postura de balance de brazos, que permite mejorar el sentido del equilibrio, tonificar la espalda y el abdomen, así como fortalecer los brazos y muñecas. Se inicia haciendo parecer que estás medio sentado doblando las rodillas, luego de cumplir con varios pasos se gira la columna vertebral y se mira hacia adelante, con un tiempo de mantenimiento de postura de 20 segundos.

20. Postura Eka Pada Koundinyasana II o dedicada al sabio Koundinya II

Requiere de mucha preparación y de la realización de otras posturas de yoga, lo cual sin duda es bueno para prepararse o tener conocimientos acerca de otros movimientos. 

Entre los beneficios se encuentra tonificar y fortalecer gran cantidad de músculos, por el ejemplo el de las muñecas, brazos, región abdominal y columna vertebral. La postura se mantiene al menos 20 segundos.



Si te gustaría aprender sobre técnicas de meditación, relajación y bienestar, existen varios cursos online que pueden enseñarte.

Clica para descubrir la mejor formación online sobre ello👇

Si te gustaría aprender sobre técnicas de meditación, relajación y bienestar, existen varios cursos online que pueden enseñarte.

Clica para descubrir la mejor formación online sobre ello👇

Lo último en nuestro blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba
Abrir chat