Cómo empezar un negocio desde cero

Cómo empezar un negocio desde cero

Antes de empezar un negocio desde cero, tienes que pasar por la etapa de un trabajador mucho antes, bien sea pasantías, trabajo remunerado o lo que sea que te permita ganar suficiente experiencia y así lograr emprender, te explico por qué, y es que cada paso que des, aprenderás cómo funcionan las empresas, cómo es el trato hacia los trabajadores, su organización, las diferencias entre departamentos, qué función cumple cada rol, de esta manera tendrías algo claro a la hora de iniciar dicho nicho.

Normalmente cuando se va a emprender, se cuestiona si iniciar solo o en conjunto, cuando digo en conjunto me refiero a socios y muchas veces en ese tipo de estructura, siempre habrá una división ya que hay gente que prefiere ser partidaria a tener socios y otras no, la verdad todo depende de cómo lo vea cada quien. Cuando se realiza una idea en conjunto, ambos deben estar en sintonía, es decir, tener un mismo punto de vista para una mejor visión a largo plazo, lo que convendría al negocio, de lo contrario todo sería en vano y la sociedad se vendría abajo por falta de diferencias.

En mucho de los casos, existen previos negativos entre sociedades pero la ventaja positiva  de trabajar entre dos o más, es la ayuda que obtiene el uno del otro, no es solo tener un socio y nada más, es tener a esa persona con quien tratar temas empresariales, con quien tratar intereses mutuo. Aunque si es cierto lo que dicen, muchas veces el trabajar solo tiene ventaja, no compartirías beneficios si el negocio pasa a otros horizontes pero si contratarías ayuda para crecer, ahí radica la diferencia a la hora de armar una sociedad y contratar ayuda para crecer, un punto de vista inteligente para quien emprende.

Bien, antes de continuar con el tema, vamos a definir varios términos que debemos tener presentes, servirán de mucha ayuda para la creación de algún proyecto a continuación.

negocio

En resumen, branding es un término que hace relación al proceso de crear y construir una marca. Y es que al planificarla y gestionarla como debe ser, es que se puede asegurar que la empresa crezca de forma sostenible.

Sin duda se trata de un elemento necesario en cualquier organización, ya que sin ello no se podría consolidar una marca.

Marca

Cuando hablamos de marca, no mencionamos que sea un logotipo, el nombre o la identidad visual, en otras palabras, es un conjunto de sentimientos y experiencias que la audiencia ha tenido y creado a partir del producto o servicio que la empresa ofrece. 

La creación de una marca única es importante, ya que es a través de ella que te podrás diferenciar de la competencia, esa es la imagen con la cual las personas te reconocerán; y es que aquí donde una estrategia de branding es fundamental, ya que como dijimos en el apartado anterior, este es quien planifica la marca.

Identidad visual

Quizás te estés preguntando, ¿por qué la identidad visual?, pues este término no es más que la construcción de todos los eventos que comunican a una marca, pudiendo ser elementos gráficos y visuales, así como también sus valores y su posicionamiento en el mercado,

Sin esto, las personas no tendrían el más mínimo conocimiento de lo que está adquiriendo, de dónde viene o porqué lo van adquirir.

Hay que destacar que si se trabaja estos tres términos en conjunto y de una forma estratégica, resulta más sencillo el insertarse y establecerse en el mercado de manera espontánea. 

Vamos bien por ahora, ¿verdad? Quizás te hayas dado cuenta de todos los aspectos complejos que rondan a una marca, y ahora es momento de que te preguntes: ¿Cómo gestionar una marca? Es necesario que tu marca tenga una identidad bien marcada y coherente, que ayude a potenciar cómo la audiencia vería la estrategia que estás utilizando de branding. 

Y es que debes garantizar que podrás promocionar tu marca, y asegurar de tal manera, un mayor protagonismo a la organización hasta que se convierta en la líder del mercado, ¡genial! ¿no?

Crear una empresa desde cero

Al tema inicial, cuales son los pasos para la creación de una empresa.

Empieza por lo que te apasiona, lo que te gusta

Para empezar un negocio desde cero y tener éxito con él, debes dedicarte a algo que en realidad te guste. Eso de querer hacer algo solo porque se gana bien, no es rentable ni agradable, y es que con el pasar del tiempo, simplemente no sentirás motivación de seguir, porque no es algo que te apasiona.

Es por ello que resulta fundamental analizar todas esas actividades que realizas en tus tiempos libres, y es que son estas las que realmente te apasionan. Sería bueno que encuentres la ideal y brindes ese servicio a otros que lo necesiten.

Asegúrate de que tu producto o servicio soluciona un problema

También es posible que tu idea sea única en el mercado o que carezca de competidores en tu zona. Si es así deberías preguntante por qué más nadie lo ha intentado ¿acaso es muy difícil o es que a nadie le hace falta ese producto? Dependiendo de la respuesta, deberás evaluar el mercado y tu público objetivo.

¿Qué preocupaciones o miedos tienen? ¿El producto que elegiste ayuda a solventar esas inquietudes?

Descripción del producto

Ya tienes el producto, ahora te toca explicarlo. ¿Cuál es su concepto? ¿Cómo surgió esa idea? ¿Qué características tiene? Ten en cuenta que a los visitantes les encanta saber más sobre los productos que ofreces, ya que solo así sabrán si vale la pena o no adquirirlo.

Evalúa las otras compañías

Puede que no encuentres una empresa que venda lo que quieres ofrecer pero puedes toparte con alguna que venda algo similar a ello, por ende, analizar todo lo referente, tomarlo a favor para poder repotenciar tu idea y así tener en cuenta lo que puedes presenciar en cuanto a competidores empresariales. 

Estudia el mercado

Uno de los aspectos que hay que tener en cuenta es el estudio del mercado, ya que solo así podremos saber si tenemos chance de obtener éxito. Y es que vamos a estar claros, tu puedes tener una idea magnifica, pero son solo ideas ¿Qué quiero decir con eso?, que si tu idea no puede ser rentabilizada económicamente hablando, no servirá de nada.

Por lo tanto, es indispensable hacer un plan de viabilidad, que te permita conocer las posibilidades de éxito que tiene tu negocio.

Haz un plan de negocio

Una vez que estés seguro de seguir adelante el proyecto de tu negocio, es necesario que escribas en un papel donde se describan profundamente todas las decisiones tomadas para poner en funcionamiento la empresa. Comenzarás con una descripción de cuál va a ser la idea y modelo de negocio, toda la información del estudio de viabilidad, las necesidades de personal, el plan de marketing, y todo los elementos estratégicos que afecten a la empresa.

No te quedes quieto, haz una prueba

Utiliza la información que recopilaste anteriormente para encontrar un ambiente que favorezca tu propuesta, hazla más atractiva y que se exponga al tipo de personas que la necesitan, es hora de probar si funciona en la práctica. Recuerda que lo que estás buscando es una validación del modelo de negocio.

Si consideras que lo ideal en tu negocio es ofrecer una buena variedad de productos, y así darle más alternativas a los consumidores y/o atraer a más tipos de estos, podrías empezar con pocos productos, y con el tiempo, a medida que adquieras mayor experiencia en el mercado, aumentar la oferta de estos pero antes, una prueba.

Método “Lean Startup”

Seguir la metodología Lean Startup: valida tu idea lo antes posible y para eso si puedes usar la publicidad porque es más rápido, por ejemplo, tienes una tienda online puedes hacer un pre lanzamiento sin tener el producto con un descuento muy grande de varios productos para ver cuál interesa más y así autofinanciar tu negocio mientras lo lanzas sin riesgo, después poco a poco vas escalando y reinvirtiendo en branding, imagen de marca y mejorar constantemente los nuevos productos/servicios además de lanzar otros nuevos.

Quizás te preguntes ¿Cómo funciona este modelo en sí? Pues bien, el método Lean Startup está basado en tres pasos, los cuales forman un círculo continuo y sin fin. Primero se crea el producto o el servicio, luego se miden los resultados, y posteriormente se modifica; volviendo nuevamente al paso uno. 

A ver, te lo explicaré por pasos para que se entienda mejor:

  • Investiga y construye

Aquí al principio es difícil tener suficiente información sobre el mercado para crear un producto final ajustado a las necesidades del cliente. Por eso es necesario crear el producto mínimo o producto “beta” que nos dará la información que necesitamos para saber qué mejoras aplicar y conocer a nuestro consumidor tipo.

  • Mide

Aunque no lo creas, medir las necesidades de los clientes potenciales es indispensable para conocer si el producto se ajusta perfectamente a lo que se espera o se requiera. Es una forma idónea para saber qué es lo que desean.

  • Aprende

Todo lo que has recolectado en el camino, lo tendrás que unir como piezas de tetris y así, el proceso empieza de nuevo hasta llegar al verdadero producto/servicio. Volvemos a crear un producto con la información que ya tenemos, y otra vez se crea, se mide y se aprende.

¿De dónde viene este método? 

Leyendo sobre él quizás te preguntes de donde salió este medio, de donde proviene ¿verdad?, pues este término viene de Steve Blank, un emprendedor y mentor de Silicon Valley. Pues él estaba desarrollando una metodología para validar productos, la cual consistía en conocer si un producto cubría las necesidades o deseos de los clientes.

Analizar sus fortalezas y debilidades

Otro consejo antes de iniciar un negocio desde cero, es determinar cuáles son sus fortalezas y sus debilidades. Un análisis muy utilizado al empezar un negocio es el análisis DAFO, por sus siglas representa Fortalezas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas, un desglose a continuación:

  • Fortalezas: va desde en qué es bueno, en qué tiene experiencia, qué recursos tiene, hasta en que habilidades especiales tiene, se define
  • Debilidades: representa en qué ha fallado, la falta de experiencia, conocimientos o recursos.
  • Oportunidades: evalúa problemas sin resolver, necesidades insatisfechas tanto de grupos pequeños nichos de mercado como de mercados de consumo, o problemas en crecimiento a nivel local, regional o nacional.
  • Amenazas: alrededor de un negocio, existen varios ambientes que afectan de forma positiva o negativa a la empresa. Por ejemplo, el ambiente económico, político, social, competitivo, etc.

Aprende de errores

Otro problema muy común al desarrollar un negocio desde cero, es apegarse demasiado a una sola idea de negocios. Es decir, la mayoría se centra solamente en una idea, y cuando ven el mínimo fallo, desisten, sin considerar otras, y pierden la objetividad necesaria para calificar a la idea de negocios como posible o no, rentable o no, la idea siempre será insistir, aprender de errores, buscar la manera de seguir.

Ya para final te puedo decir que es normal sentir miedo de emprender, que es verdad que habrá obstáculos, no te mentiré, pero cuando las ganas están presentes, todo es posible, podrás superar cualquier inconveniente. 

¿Qué es fácil empezar un negocio desde 0? Por supuesto que no, nada es sencillo. El proceso es largo y con dificultades, pero si llevas a cabo una buena estrategia, podrás lograr todo lo que deseas. 

Aprender de cada error y mejorar cada día, de eso se trata la vida. No hay nada que empiece ya conformado, todo es desde cero, y empezar un negocio no es la excepción. 

Realmente te digo que vale la pena apostar por una cambio, y lanzarse al mundo del emprendimiento; no hay nada mejor que ser tu propio jefe ¡Atrévete! No eres el primero ni el ultimo que deja su trabajo fijo o comodidad para emprender por su propia cuenta. 

Pero si tienes algo de miedo ¡no te preocupes! Gracias al gran avance que ha tenido el internet puedes incluso realizar cursos, talleres o buscar información referente a la creación de nuevas empresas y las diferentes opciones de publicidad que hay actualmente. ¡Créeme, una vez que comiences no querrás parar!

Lo último en nuestro blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba
Abrir chat