practicar meditación

10 razones por las que deberías practicar meditación

Estar en calma y tener paz interior es una de las mejores cosas que puede sentir o experimentar una persona, y para lograr eso no hay nada mejor que meditar. La meditación es una práctica que se originó hace miles de años atrás en la India, pero gracias a sus innumerables beneficios, fue adoptada por países vecinos y comenzó a formar parte de la vida de las personas a nivel mundial.

Si te sientes cansado, preocupado, tenso y lleno de estrés por las situaciones que ocurren en tu día a día, deberías considerar practicar meditación. Y es que hoy en día, la meditación es considerada como una gran medicina contra el estrés, ya que permite relajar la mente y el cuerpo.

Además de ello, la meditación viene siendo como una herramienta idónea para entrenar la mente y el corazón, con la finalidad de autorregular a ser más conscientes de nuestras vivencias, tener una actitud más optimista, constructiva y amable con nuestro ser, logrando una sensación de bienestar.

Si a pesar de todo lo ya dicho, aún no estás seguro de iniciar en esta actividad, te mencionaremos 10 razones por las que deberías practicar meditación.

Si te gustaría aprender sobre técnicas de meditación, relajación y bienestar, existen varios cursos online que pueden enseñarte.

Clica para descubrir la mejor formación online para iniciarse👇

Si te gustaría aprender sobre técnicas de meditación, relajación y bienestar, existen varios cursos online que pueden enseñarte.

Clica para descubrir la mejor formación online para iniciarse👇

practicar meditación

La meditación es una disciplina que puede realizarse en cualquier lugar y momento que se desee, ya sea sentado o acostado con los ojos cerrados, pudiendo incluso ser acompañado con un sonido conocido como el “mantra”.

El punto es que independientemente de cómo se practique, hay que hacerlo ¿Por qué?, sencillamente porque esta actividad proporciona muchos beneficios para la salud de las personas.

Según diversos estudios realizados, algunas técnicas de meditación pueden ayudar a mejorar la concentración, la memoria, el sistema inmunológico y la salud en general, también es efectiva para lograr una mente más consciente y menos distraída.

Además de todo eso, podemos decir básicamente que la meditación tiene como objetivo principal reducir el estrés y mejorar tanto las emociones como la concentración de las personas, induciendo a la conciencia a promover técnicas de activación y construcción de la energía interna.

Pero eso no son los únicos beneficios que proporciona, por eso a continuación te presentamos de forma detallada 10 razones por las cuales deberías practicar la meditación:

Te permite conectar con tu yo interno

Cuando empiezas a tener conexión con tu yo interior, comienzas a conocer más sobre ti, quien eres, que quieres y que eres capaz de lograr, y la meditación es una herramienta idónea para ello, para conectar con tu yo interno.

Con la meditación podrás hacerte una auto-limpieza de malos pensamientos y reflexionar sobre todos aquellos aspectos negativos que pueden causarte perturbación e inseguridad. 

La meditación acerca nuestra vida a la reflexión, para mantener la armonía y seguir avanzando.

Aumenta la salud emocional

Para mejorar la salud emocional, tanto la meditación como las afirmaciones positivas resultan ser un arma poderosa para usar en una rutina diaria. Y es que al estar en un estado meditativo de relajación, sentirás vitalidad, energía y seguridad emocional para desprenderte de situaciones o cosas que ya no aportan valor positivo a tu vida.

La meditación ejerce acciones de bienestar para tu mente, cuerpo y espíritu, te ayuda a pasar la página, cerrar ciclos y a reconocer de forma rápida lo que es bueno y malo para tu vida. 

Con esta práctica puedes incluso tener la mente más clara para tomar decisiones acertadas, en las que te sientas convencido que es lo mejor y más sano para tu mente; generando de tal forma grandes estados de felicidad y logrando un clima emocional estable, liberándote de las cargas que venias conteniendo y que te podían producir angustia e insatisfacción personal. 

Reduce la presión sanguínea

Aunque no lo creas, las técnicas de relajación que conlleva la meditación, son excelentes para reducir la presión sanguínea. Es por ello que podemos decir que esta actividad es una herramienta muy efectiva para mejorar la presión arterial, esto debido a que ayuda a relajar el cuerpo y la mente, lo cual permite que todo esté bajo control.

Cabe resaltar que al emplear la meditación para mejorar la presión arterial, ayuda a su vez a aumentar las defensas y activar significativamente el sistema inmunológico. 

También es importante mencionar que con la meditación se liberan hormonas que ayudan a contrarrestar cualquier efecto perjudicial del estrés sobre la frecuencia cardiaca y la presión arterial. Esto sin duda alguna es ventajoso porque protege a las personas frente a enfermedades como el ACV, la trombosis cerebral, infartos, entre otros. 

Aunque claramente es importante que además de practicar meditación, se lleve una buena alimentación, limitando la ingesta de sodio, alcohol y el tabaco, así como mantener un peso saludable y evitar la automedicación. 

Alivia la ansiedad

La meditación puede ayudar a las personas a controlar los síntomas que ocasiona el trastorno de la ansiedad, logrando una relajación efectiva a través de una buena respiración.

Aumenta la paciencia ante situaciones imprevistas que pueden hacer sentir a las personas perturbadas, logrando de tal forma que éstas puedan permanecer calmadas en todo momento. 

La meditación reduce los índices de ansiedad, evitando que la persona ingiera alimentos por gula o tenga una sensación de vacío, que contribuyen al descontrol emocional y hormonal, teniendo como resultado el aumento de peso que podría llegar a un vértice de obesidad, ocasionando graves enfermedades del corazón.

Combate la depresión

La práctica de la meditación es efectiva para combatir la depresión, ya que permite liberar nuestros propios pensamientos, reducir las emociones negativas, superar situaciones pasadas y concentrarse en el presente, sanar heridas del alma y del corazón, entre otras cosas que ayudará a evitar que una persona que esté presentando un cuadro severo de depresión, cometa actos que pudiese atentar contra su vida.

La meditación es como el renacimiento del yo interior, puesto que centra al individuo en lo que realmente es, su valor como ser humano y como persona, aumentando su capacidad de razonamiento ante cualquier situación para no buscar tantas explicaciones de sucesos negativos que acontecieron en un momento dado.

Sumado a ello, practicar esta actividad mejora el autoestima, la cual pudo estar quebrantada por la depresión, permitiendo que la persona vuelva a valorarse como ser humano, e incluso a incorporarse en la sociedad. 

Cuando se practica frecuentemente la meditación, ésta puede ayudar a las personas a levantarse de ese estado negativo al cual estaban sumergidos, así como a liberar las tensiones y represiones de sentimientos que encierran en sí mismas las personas deprimidas. 

La meditación es como un arcoíris de emociones positivas que resurgen en la mente de los afectados con este trastorno, permitiendo la desintoxicación mental y la estabilidad emocional.

Aumenta la conciencia personal

Está comprobado científicamente que una persona que practica la meditación logra un aumento en su conciencia personal, lo cual lo llevará a construir mejores hábitos y buenas acciones. 

Además de ello también le servirá para tener una mente más abierta, capacidad para regular su mundo emocional, conocerse a sí mismo, posibilidad de monitorizar las propias emociones y reacciones, mantenerse centrado en conexión y sintonía con la tierra, con la realidad y la verdad, ser consciente de sus fortalezas y debilidades. Todo esto a su vez permitirá que en su vida cotidiana haya estabilidad emocional, que se gane el respeto y la admiración de su entorno personal y laboral. 

La meditación para este ámbito permite conocer más el yo interior, saber sus  límites y hasta donde se puede llegar, que se puede continuar y a que situaciones debemos ponerles fin para un mejor desarrollo de la inteligencia emocional y cultivar sentimientos de consciencia a nuestro favor, con el fin de incentivar la paz mental y lograr un equilibrio en nuestra vida.

Detiene el envejecimiento mental

Hay investigaciones que indican que la meditación ayuda a proteger al cerebro del declive cognitivo, el cual es algo propio del envejecimiento. Y es que se ha comprobado científicamente que meditar ayuda a reducir el envejecimiento mental debido a que cambia la fisiología del cerebro.

Además de ello, ayuda a mejorar la capacidad de atención y concentración, evitando de tal forma diversos trastornos como la ansiedad y la depresión, como bien se mencionaron anteriormente. Asimismo previene enfermedades neurodegenerativas como la demencia, el Parkinson y el Alzheimer.

Por otra parte, también podemos decir que la meditación es una práctica que promueve la protección de los telómeros, produciendo bienestar, alargando la juventud y combatiendo el estrés oxidativo; ten en cuenta que la telomerasa es una enzima celular que está involucrada en el envejecimiento.

Tomando en consideración todos estos factores, podemos resumir diciendo que la meditación es una actividad que puede contribuir no solamente a mejorar la calidad de vida, sino también a alargarla. 

Mejora la memoria

La memoria es un mecanismo de supervivencia que nos permite recordar y no hacer que cometamos los mismos errores a largo de la vida, con el fin de que podamos progresar en todos los sentidos.

La práctica de la meditación permite regular la atención y la concentración, contribuyendo al mejoramiento de la memoria, la retentiva y el desarrollo tanto emocional como profesional e influyendo notablemente en el proceso de aprendizaje del individuo.

Con solo dedicarle 30 minutos al día a la meditación podrás lograr que tus niveles de memoria aumenten significativamente, permitiendo de tal forma mejorar el desempeño en tu vida cotidiana, así como también mejorar la capacidad para recordar más rápido las vivencias relacionadas con tu trabajo y en el hogar.

Como bien dice Andy Puddicombe, un monje budista, la meditación no es solo para relajarse y reducir el estrés, va mucho más allá, vendría siendo como una “aspirina para la mente”; según sus propias palabras. 

Practicar la meditación proporciona una sensación de bienestar en los seres humanos y tiene una influencia notoria en el aprendizaje. La memoria es un pilar fundamental en nuestra vida y salud, por eso debemos cuidarla, y para ello no hay nada mejor que realizar ejercicios y técnicas de relajación como la meditación. 

Aumenta el autoconocimiento y la creatividad

La meditación es una práctica que ayuda en la motivación de la consciencia y autoconsciencia, despejando la mente, y dando paso a la creatividad. Cualquier proceso creativo se logra a través de la meditación, ya que ésta genera claridad mental y surgimiento de ideas originales, además de que puede llegar a mejorar la atención de manera considerable. 

Durante el proceso de meditación la mente alcanza una alta potenciación donde suelen ocurrir revelaciones e inspiraciones, las cuales aplicadas en la creatividad permite que podamos proyectar ideas geniales, que se dispare la imaginación, el entusiasmo y la fluidez en cualquier proyecto, ya sea laboral o personal.  

Según estudios realizados, a través de la meditación puedes descartar información irrelevante y hacer que tu mente se concentre en los estímulos importante para liberar, crear e imaginar. La claridad de la mente que nos aporta la meditación nos permite estar más relajados y concentrados para poner a volar nuestra imaginación, logrando de tal forma resultados gratificantes.

Permite un sueño reparador durante la noche

Considerar el hábito de meditar antes de ir a dormir, nos permite desprendernos de las tensiones y del estrés percibido durante el día, ayudando a liberar las energías negativas y pensamientos que continuamente nos causan preocupación y que hacen que pueda aparecer el insomnio. 

Para la mente es importante conciliar el sueño, incluso eso de estar relajados tanto en cuerpo y mente a la hora de dormir es sumamente saludable. Algunas personas en ocasiones no logran conciliar el sueño, se la pasan dando vueltas en la cama hasta altas horas de la noche, y cuando por fin acaban cerrando sus ojos, despiertan continuamente. 

Esa sensación de mantenerse en vela durante la noche puede deberse principalmente al estrés acumulado y las preocupaciones, lo cual sin duda alguna resulta bastante agobiante y frustrante. 

Con la meditación consecuente en tu vida podrás permitirte momentos de recesos mentales, liberación de emociones y despeje de situaciones que te preocuparon durante el transcurso del día, desechando malos hábitos antes de dormir y fortaleciendo el sistema inmunológico aunque no lo creas.

Hacer meditación durante la noche puede ser tu mejor aliada en este caso, no sólo te hará dormir más rápido, sino que también tendrás un sueño más profundo y reparador, notando la diferencia a la hora de despertar, ya que te sentirás renovado, sin perturbaciones, con la mente más fortalecida y lleno de energía para afrontar un nuevo día.

Si te gustaría aprender sobre técnicas de meditación, relajación y bienestar, existen varios cursos online que pueden enseñarte.

Clica para descubrir la mejor formación online para iniciarse👇

Si te gustaría aprender sobre técnicas de meditación, relajación y bienestar, existen varios cursos online que pueden enseñarte.

Clica para descubrir la mejor formación online para iniciarse👇

Lo último en nuestro blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba
Abrir chat