yoga

50 tipos de yoga que existen y pueden interesarte

El yoga es una disciplina que cada día se hace más popular, debido principalmente a los cambios positivos que proporciona en las personas y por todos los beneficios que brinda a la salud. Cabe resaltar que hoy en día hay muchos tipos de yoga, y aunque para su ejecución se realizan diversas posturas, todas tienen el mismo objetivo.

Si te gustaría aprender sobre técnicas de meditación, relajación y bienestar, existen varios cursos online que pueden enseñarte.

Clica para descubrir la mejor formación online sobre ello👇

Si te gustaría aprender sobre técnicas de meditación, relajación y bienestar, existen varios cursos online que pueden enseñarte.

Clica para descubrir la formación que te ayudará a lograrlo👇

yoga

Hatha Yoga: 

Es un tipo de yoga tradicional y se refiere a “forzar” (Hatha) en sánscrito. De acuerdo a su criterio el cuerpo físico está contenido por el espíritu, por lo que debe mantenerse limpio y equilibrado con la práctica vigorosa de ejercicios de respiración, aunque también involucra otros aspectos como los movimientos y la meditación; es un tanto exigente.

Yin Yoga

Este tipo de yoga se caracteriza por la realización de posturas, mayormente en el sueño, de forma lenta y tranquila por un periodo de tiempo, entre 1 y 8 minutos aproximadamente.

Se consigue un nivel de estiramiento y relajación muy amplio. Puede que durante las sesiones surjan sensaciones físicas y emocionales como; llorar, sonreír, suspirar, es necesario y recomendable que las dejares drenar y aflojar, porque sentirás un gran alivio.

Raja Yoga: 

Con la realización de este tipo de yoga se busca trabajar la fuerza, la respiración, el sistema nervioso, además de la sanación del cuerpo. Su práctica es bastante dinámica y considera que para desarrollar la espiritualidad es necesario tener un cuerpo flexible y saludable; es por ello que se emplea diferentes asanas en combinación de una buena respiración y meditación. 

Yoga para niños: 

La principal motivación para iniciar a los niños en el yoga es que los padres lo practiquen y puedan acompañarlos a las clases. Aquí se trabaja la respiración y relajación a través de los juegos con cantos, se imitan sonidos de la naturaleza y posturas de animales. El inicio puede ser a partir de los 3 años, 

Yoga para principiantes

Este tipo de yoga está especializado para aquellas personas que están iniciando en el mundo. Aunque las posturas son sencillas, requiere de mucha paciencia y dedicación, y si no eres tan flexible, no te preocupes, porque con constancia los movimientos irán saliendo poco a poco y ganarás flexibilidad.

Actualmente existen tutoriales en internet que te irán orientando y guiando para hacer posturas de iniciación. 

Yoga para mamás y bebés: 

Se puede iniciar a partir de las ocho semanas de post-parto, siempre y cuando este todo bien con el bebé y no haya ninguna complicación. La práctica estrechará más el vínculo con la madre, utiliza la postura de loto para iniciar los ejercicios con el bebé, se realizan movimientos variados de estiramiento mejorando su gateo, psicomotricidad, digestión, relajación y dormir mejor.

Yoga para hombres: 

Existen hombres que no practican yoga porque sienten rechazo por creer que es una disciplina para mujeres, pero eso no es así, ya que incluso su creador fue un hombre. 

Pueden realizar el yoga adaptando el que más le guste, desde el más lento hasta el más dinámico, reduciendo los dolores musculares, el nivel de estrés, y mejorando la fuerza y la vida sexual.

Yoga restaurativo: 

Es un tipo de yoga suave y terapéutico, basado en el Hatha Yoga, el objetivo final es la relajación tanto física como mental. Cabe resaltar que hay dos tipos de yoga restaurativo, el pasivo y el activo.

El pasivo es aquel en donde las posturas son estáticas, es decir que la persona se queda todo el tiempo sentado o acostado. Por su parte el activo destaca por ser movimientos somáticos, ¿Qué quiere decir esto?, pues que se realizan movimientos suaves con un control de la respiración y meditación, permitiendo que nuestro sistema nervioso se relaje y descanse, recargándonos y llenándonos de energía.

En el momento de la clase se utilizan múltiples accesorios para ayudar al estiramiento como son: los bloques, mantas, cinturones, incluso sillas y paredes

Bhakti yoga: 

Se enfoca en la práctica espiritual, aplica la devoción como método para lograr la integración del individuo, por medio de la oración, el culto, el canto y las acciones diarias, que están enfocadas en la devoción a la divinidad (Krisna) y la experimentación del amor incondicional.

Jñana yoga:

Conocido también como el yoga del conocimiento, se basa en usar la mente de forma racional, teniendo como objetivo cuestionar continuamente la naturaleza de la realidad, e indagar en el yo para descubrir la verdad trascendental.

Karma yoga: 

Este tipo de yoga considera que todo lo que hacemos en nuestra vida genera consecuencias (karma) que nos mantiene atados en un ciclo infinito de vida, muerte y reencarnación. Es por eso que para salir de este ciclo hay que actuar sin esperar nada a cambio, es la única manera de liberación espiritual.

Mantra yoga: 

Es un yoga que puede hacerse sumado a la práctica de otros, se logra a través de la energía vibratoria, con el canto de mantras, entrando en meditación y generando una sensación de paz en la mente y cuerpo.

Iyengar yoga: 

Este tipo de yoga se caracteriza por mantener las posturas por un tiempo prolongado y se realizan en un orden específico. Requiere el uso de diversos elementos como sillas, cuerdas, bloques, entre otros, con el fin de ayudar a las personas a realizar sus asanas correctamente.

Kundalini yoga: 

Es una disciplina sencilla en donde se busca despertar la energía de nuestro ser por medio de diferentes asanas o posturas corporales, además también se emplean cantos de mantras, puesto que según tienen poderes espirituales. 

Vinyasa Yoga: 

El Vinyasa es un tipo de yoga bastante dinámico, puesto que se realizan las posturas con el acompañamiento de música, su objetivo es lograr el desarrollo tanto físico como espiritual.  

Ashtanga yoga: 

Este tipo de yoga es exigente, pero sus practicantes lo adoran porque los beneficios que proporciona son notables; se centra en el plano espiritual y en la relación del cuerpo-mente. 

Esta práctica se lleva a cabo de forma continua y fluida, puesto que las diferentes asanas están predefinidas, además le da prioridad a la sincronización de los movimientos con la respiración. 

Mysore yoga: 

Estilo que se caracteriza por ser clases no guiadas, en donde el alumno puede practicar por su propia cuenta bajo la supervisión de un profesor que le irá dando el visto bueno a las diferentes posturas realizadas, además puede ir ajustando o añadiendo más asanas dependiendo del avance obtenido. 

Yoga Chiktsa (yoga terapéutico): 

Es un tipo de yoga terapéutico con el cual las personas podrán alinear su cuerpo y purificarlo, eliminando toda clase de toxinas; sin duda una práctica muy recomendada para la salud. 

Su realización no es exigente, así que cualquier persona lo puede realizar sin problema alguno, ya que su objetivo principal es la sanación. 

Nadhi Sodhana yoga: 

Este yoga proporciona muchos beneficios para la salud, ya que su objetivo es despertar la energía del cuerpo, lo que a su vez se traduce a una purificación del organismo, beneficiando principalmente al sistema nervioso.

Abhyasa Yoga: 

Esta disciplina se lleva a cabo por un periodo de tiempo prolongado y está enfocado en el área espiritual. Es importante aplicarla, para que el cuerpo se acostumbre y no se lesione, no obstante, según las creencias de expertos, no debe realizarse en luna llena o nueva.

Power yoga: 

Este estilo de yoga proviene del Ashtanga Vinyasa Yoga y se realizan diversas posturas del mismo, pudiendo ser de forma secuencial o variada, con el fin de que no resulte tan intensa y que la práctica sea dinámica. 

Proporciona muchos beneficios sobre todo a nivel físico, ya que ayuda a fortalecer y tonificar los músculos, en cuanto a la parte emocional, produce un gran alivio, bienestar y relajación.

Yoga Nidra: 

Es una práctica de relajación profunda, también llamada el yoga de los sueños, su realización es sencilla puesto que únicamente hay una postura (savasana), en cuanto a sus beneficios, nos ayuda a reducir el estrés y nos permite llegar a un estado de paz con nosotros mismos. 

Bikram yoga: 

Este tipo de yoga puede realizarlo cualquier persona, sin importar su edad o condición física. Aunque suene irónico, esta práctica fue desarrollada por un niño de tres años de edad, conocido por el nombre de Bikram, quien creó 26 posturas con la ayuda de su mentor.

Se ha demostrado que su práctica ayuda a regenerar los tejidos y curar enfermedades crónicas.

Sivananda yoga: 

El sivananda hace que se trabajen los siete chakras, su práctica inicia con un saludo al sol y finaliza con la postura del cadáver. Además, vale la pena acotar que durante su realización se llevan a cabo cantos y meditación. 

Rocket Yoga:

Se trata de un estilo dinámico y bastante particular ¿Por qué? porque nace gracias a un rockero llamado Larry Schultz, quien decidió que sus prácticas de yoga no serían tan lentas como otras.

Aunque tiene como base al Ashtanga yoga, la diferencia de esta es que no es tan rígida, las prácticas están adaptadas a posturas más retadoras. Con ella se mejora la fuerza, flexibilidad y concentración, renovando el cuerpo por completo. 

Stand up paddle yoga: 

Llamado también el sup yoga, consiste en realizar posturas de yoga en una tabla de surf, ¡si, así como lo lees!, incluso se lleva a cabo en cualquier superficie de agua, ya sea el mar o la piscina. 

Se inicia en aguas calmadas, con posturas sencillas y se realizan los cambios pausadamente. Con su práctica lograrás conectar con la naturaleza, enriquecer la mente y la musculatura, aumentar la fuerza y estabilidad.

Anusara yoga: 

Llamado yoga del corazón, esta práctica surge en los años noventa, pero debido a un escándalo que involucró a su creador, no se hizo muy común. Aporta fortaleza muscular y paz interior, alinea la respiración con canticos y rituales.

Jivamukti yoga: 

Es parecido al vinyasa yoga pero con más enfoque a la filosofía, es una práctica espiritual, incluye el vegetarianismo, la autorrealización y meditación.

Acroyoga: 

Es un tipo de yoga donde las posturas y acrobacias se realizan en pareja. Su enfoque está en el equilibrio y en la concentración, ya que gracias a ellas es que se podrá lograr afianzar el trabajo en equipo.

Japa yoga: 

Se realiza a través de las instrucciones del maestro, y su objetivo es lograr el control mental a través del empleo de técnicas de meditación, puesto que por medio de la observación y la conciencia, aportará sabiduría. 

Kriya yoga: 

Es uno de los tipos de yoga más antiguos que existe, su enfoque está centrado más en la parte mental, por lo que no hay tantos movimientos en su práctica. Requiere de una preparación energética para poder trabajar la concentración y lograr alcanzar un estado meditativo. 

Vini yoga: 

Es muy recomendado para principiantes, ya que es adaptable a las necesidades de cada quien. No se basa en la práctica física sino en la combinación de varios factores como la meditación, concentración, proceso e integración. 

Yoga integral: 

Conocido también por el nombre de purna yoga o yoga completo, esta disciplina unifica todo el proceso del yoga clásico, pero la diferencia radica en que aquí lo adapta al contexto social y cultural del sitio en donde se está practicando. 

Yoga lyengar: 

En este tipo de yoga se ponen en práctica los principios filosóficos clásicos basados en el arte y la ciencia. Se emplea la meditación, la acción y la atención en el aquí y en el ahora.

Proporciona beneficios para la hipertensión, insomnio, depresión, anemia, dolores de espalda y trastornos menstruales.

Aero yoga: 

Aunque se encuentra inspirado en técnicas tradicionales y aún conserva dicha esencia, es una disciplina más artística, al estilo de la danza contemporánea y la gimnasia holística.

Entre sus beneficios destaca que permite desarrollar la creatividad, tonicidad y rejuvenecimiento.

Stira Bahija yoga: 

Este estilo de yoga permite desarrollar fuerza y estabilidad. Además, quienes practican esta disciplina obtienen gran fortaleza, flexibilidad y equilibrio, tanto físico como mental. 

Yoga en pareja: 

Es un conjunto de técnicas de asanas que se realizan en pareja. Quienes lo practiquen podrán disfrutar de una disciplina diferente y bastante dinámica, ya que involucra diferentes aspectos como juegos, tacto, movimientos y respiración, además de que refuerza el lazo de amistad, confianza y compromiso. 

Beer yoga: 

Esta es una modalidad totalmente diferente a lo que se tiene acostumbrado, ya que promueve la diversión entre amigos, y es que su práctica vincula la filosofía del yoga con el gusto de beber cerveza, ya que considera que de esta manera se puede lograr un mayor nivel de conciencia. 

Bhagavad Gita: 

Este tipo de yoga busca que las personas recojan las enseñanzas del yoga y la apliquen en su vida. Y es que esta filosofía hindú hace que el aspirante siga la búsqueda del conocimiento a través de la práctica de asanas, ya que es por medio de ellas que podrán alcanzar la sabiduría.   

Yoga para embarazadas: 

Es un yoga que sirve para mantenerse en forma, aliviar tensiones y dolencias durante el embarazo. A través de las diferentes técnicas de asanas se logra mejorar la respiración y mantener el equilibrio.

Yoga integrado en festivales: 

Se trata de compartir una jornada diferente, integrándose como un ocio consciente, integrado y sostenible, dirigido a deportistas y amantes del desarrollo personal, la danza, la música y la experimentación.

Big Yoga: 

Se basa en mejorar el estilo de vida de las personas a través del movimiento, la meditación y el alimento consciente, alinearlos a su propósito claro en la vida, la orientación y transformación para el fortalecimiento del cuerpo.

Fitness yoga: 

Es ideal para personas que ya han practicado yoga, puesto que conlleva una mayor intensidad física. Entre sus beneficios destacan una mejora en la concentración, así como el fortalecimiento de los músculos y zonas como el abdomen, piernas y glúteos. 

Kripalu yoga: 

Continúa la tradición espiritual y científica del yoga, pero más inclinada al estilo del hatha yoga; pausado, meditativo y relajante, en conexión con el lenguaje del cuerpo a profundidad.

Bharata yoga: 

Se basa en la movilidad de la columna vertebral, siendo significativa por la precisión que requiere la técnica llamada crítica de alineación.

Yoga desnudo:

Es un yoga sin restricciones, puesto que permite realizar las posturas al desnudo, ofreciendo mayor libertad para los movimientos; haciendo sentir plenitud, confianza y seguridad.

Dru yoga: 

Mejora el bienestar en general de la persona (física, mental y emocional) a través de las prácticas de las diferentes posturas y la conciencia de los movimientos del cuerpo.

Hot yoga: 

Es uno de los estilos de yoga que involucra el calor en sus prácticas, realizándose en un ambiente previamente acondicionado y calentado con altas temperaturas, la intención es liberar las toxinas, producir la sudoración, la distensión de los músculos y la mente.

Yoga de la Risa: 

Es un tipo de yoga que activa la alegría y la felicidad a través de la risa, conectándonos con el momento presente, con lo bueno de la vida y con las personas. Excelente estimuladora de la salud, ya que logra liberar tensiones.

Yoga Ayurvédico: 

Este estilo busca el bienestar del cuerpo, mente y espíritu a través de diversas posturas, acompañadas de respiración y meditación. 

Si te gustaría aprender sobre técnicas de meditación, relajación y bienestar, existen varios cursos online que pueden enseñarte.

Clica para descubrir la mejor formación online sobre ello👇

Si te gustaría aprender sobre técnicas de meditación, relajación y bienestar, existen varios cursos online que pueden enseñarte.

Clica para descubrir la mejor formación online sobre ello👇

Lo último en nuestro blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba
Abrir chat