memoria

¿Cómo mejorar la memoria a corto plazo?

¿Cómo mejorar la memoria a corto plazo?

La memoria ¿qué haríamos sin ella?, comienzo este artículo mostrando esta interrogante para que te pongas a pensar un poco. Y es que la memoria es una función de nuestro cerebro que permite almacenar información y recuperar todas las vivencias que te sucedieron en el pasado, sean buenas o malas.

Podemos hablar de dos tipos de memoria, la memoria a largo plazo y la de corto plazo. La primera es la que guardamos en nuestra vida por más tiempo, mientras que la memoria a corto plazo es aquella que olvidamos en cuestión de minutos o incluso segundos.

En esta oportunidad quiero hablarles de la memoria a corto plazo, y es que aunque creas que esta no influye en nuestras vidas como la de largo plazo, porque no es la que nos acompaña en cada paso que damos, la que tenemos presente por más tiempo y no olvidamos en un segundo, también juega un papel fundamental.

Ahora bien, aunque este tipo de memoria no es tan prolongada, y por eso su nombre de corto plazo, porque no podemos retener por mucho tiempo la información que adquirimos, hay ciertas cosas que puedes realizar para mejorar tu memoria a corto plazo ¿quieres saber cuáles? pues continua leyendo.

La memoria a corto plazo: ¿qué es?

memoria

Antes de comenzar a explicar el tema que realmente nos interesa, es necesario conocer lo que es la memoria a corto plazo. Pues este término lo podemos definir como un proceso cerebral que te permite guardar datos limitados en un corto periodo de tiempo; a diferencia de la memoria a largo plazo que es la que permite almacenar y retener una gran cantidad de información durante un tiempo indefinido.

Todo aquello que recuerdas, ya sea algo que te ocurrió en el día, alguna frase de un libro que leíste y que te gustó, una canción que estaba sonando en la radio mientras ibas al trabajo, lo que te dijeron esta mañana, o cualquier otra cosa puntual que recuerdes, se lo debes a tu memoria de corto plazo.

Y es que este tipo de memoria actúa como una especie de almacén, en el cual se guarda información que requerimos en el momento, pero que a futuro no la vamos a necesitar. Sin embargo, es importante hacer mención que la memoria a corto plazo puede convertirse en la puerta de acceso a la memoria de largo plazo ¿Qué quiero decir con esto?, que si seguimos estudiando o repasando una información, esta puede llegar a alojarse en nuestra mente por un tiempo prolongado. 

Y es que ¿por qué solemos olvidar ciertas cosas de nuestras vidas?, pues básicamente porque no seguimos estudiando o recordando aquellas cosas o situaciones. Por ejemplo, si estudias un problema matemático, lo aprendes, pero no repasas, con el tiempo se te irá olvidando; y así sucede con todos los aspectos de nuestras vidas.

No obstante, es importante resaltar que hay ciertas técnicas que podemos realizar para mejorar nuestra memoria y hacer que recordemos las cosas por un periodo de tiempo más prolongado; que es justamente el punto central de este artículo y por el cuál decidí realizarlo.

Así que sin más preámbulos, a continuación te daré algunos consejos para que logres mejorar tu memoria a corto plazo.

¿Cómo puedo mejorar mi memoria a corto plazo?

Tener buena memoria es algo que todos quisiéramos, ya que es algo fundamental para muchos aspectos de nuestras vidas, como para sacar buenas calificaciones en tus estudios, destacarte en tu trabajo o simplemente para tu vida personal en sí, puesto que recordar lo que tienes que hacer en el día es algo muy importante ¿o no?

Pero, ¿Qué pasa si mi memoria me falla y no logro retener la información? Pues si este es tu caso no tienes por qué preocuparte, haz llegado al lugar correcto, porque como te he mencionado en el inicio del artículo, en esta oportunidad te mencionaré algunos consejos o técnicas que puedes implementar en tu día a día para mejorar tu memoria a corto plazo.

Enfócate en lo que estás haciendo

Para tener una buena memoria es necesario estar enfocados, prestar atención a lo que estás haciendo. Y es que imagínate, estás estudiando algún tema para un examen de tu clase por ejemplo, pero al momento de estudiar no le estas prestando atención a lo que lees, te distraes con cualquier cosa, estas más pendiente del mensaje que te está llegando a tu Smartphone o de la serie que está pasando en el televisor; entonces, ¿realmente vas a recordar lo que dice la lectura? Por supuesto que no.

Si quieres recordar las cosas por un periodo de tiempo más prolongado es necesario que te enfoques en la información o en eso que quieres recordar. Así que cuando estés estudiando o intentando memorizar alguna cosa, es fundamental que te sitúes en un lugar tranquilo, donde no haya ruido ni ningún tipo de distracción, ya que así podrás estar más concentrado y retendrás la información.

Ejercita tu cerebro

Para algunas personas es normal que pierdan el poder de retener la información, pero para evitar que eso ocurra es necesario que comiencen a ejercitar su cerebro ¿Cómo?, pues manteniéndolo ocupado, haciendo que no descanse.

Algo excelente para ello es realizar diversas actividades o pasatiempos que te inviten a mantener tu mente ocupada, por ejemplo los crucigramas, las sopas de letras, los sudoku, entre otros. Además, escribir y leer también son prácticas muy buenas para ayudarte a ejercitar tu cerebro y, por ende, a mejorar tu memoria.

Practica más seguido

Hay un dicho que dice que la práctica hace al maestro y cuánta razón tiene. Si quieres que tu memoria recuerde algo debes practicar, por ejemplo: si quieres aprender una canción ¿qué es lo que haces para que se te quede grabada? Pues practicar, leer o escuchar la letra, una y otra vez hasta que tu memoria la grabe.

Pues eso ocurre con cualquier otra situación o con cualquier otra cosa, si quieres recordar algo, debes procesar la información y practicar más seguido. No importa lo que quieras aprender o recordar, solo podrás lograrlo si ensayas constantemente.

Duerme lo suficiente

Aunque quizás no lo creas, el sueño es un factor que influye en la memoria, de modo que lo que puedas almacenar en tu mente dependerá de si duermes o no lo suficiente. La calidad del sueño optimiza el proceso neuronal del cerebro.

Incluso se han realizado diversos estudios en donde confirman que las personas que no cumplen con su ciclo normal de sueño, les cuesta retener más la información ¿por qué? simplemente porque los procesos neuronales de sus cerebros no se mantenían organizados.

Así que si quieres mejorar tu memoria a corto plazo es indispensable que cumplas tu horario de sueño como es debido.

Escribe aquello que quieres recordar

Muchas veces el escribir nos permite recordar mejor las cosas, por eso es que no podía dejar de mencionar este punto como uno de los consejos para mejorar tu memoria a corto plazo.

Y es que fíjate, poniéndote como ejemplo un diario. Las personas que tienen un diario y escriben en él, lo hacen para contar todas las vivencias que han tenido en sus vidas, aquellas cosas importantes que les suceden, ya sea de felicidad, de tristeza, en fin, todo se plasma en ese cuaderno, pero ¿para qué? pues simplemente para recordar, para que puedas leerlo una y otra vez, y volver a revivir cada uno de los momentos allí contados.

Eso sin duda alguna es una excelente herramienta para recordar, para mejorar tu memoria. 

Rememora y recuerda detalles

Recordar es una parte fundamental para poder tener o mejorar tu memoria a corto plazo. Y es que para ponerte un ejemplo, supongamos que estás estudiando para algún tema en específico o llevaste a cabo una carrera, culminándola con éxito, pero si no sigues estudiando y rememorando lo que aprendiste mientras estabas estudiando, las cosas se te irán olvidando.

Es por ello que es importante actualizarse constantemente, hacer que tu mente recuerde las cosas, pero ¿Cómo puedes lograr eso? pues simplemente estudiando, repasando lo aprendido y buscando información nueva, manteniéndote actualizado con el tema.

Y con esto no te estoy diciendo que debes estar estudiando todo el tiempo porque sencillamente es algo que no vas a hacer, pero si es necesario que establezca sesiones de estudio regulares, así ayudarás a tu mente a procesar la información y recordar las cosas importantes.

Haz ejercicio con regularidad

Aunque no lo creas, el ejercicio es una pieza clave en tu vida. Y es que además de ser una práctica saludable qué ayuda a tu cuerpo a estar en óptimas condiciones, también es ideal para tu memoria.

Ahora bien, quizás te preguntes ¿Cómo es eso posible?, ¿por qué te digo todas estas cosas?, pues porque cualquier actividad que estimule tus músculos, tendrá un impacto positivo en tu capacidad intelectual; por ende te ayudará a recordar las cosas por un tiempo más prolongado, mejorará tu memoria.

Así que ya sabes, si quieres tener o mejorar tu memoria a corto plazo debes practicar ejercicios físicos o alguna otra actividad como la yoga por ejemplo, esto sin duda alguna te será de gran ayuda.

Cuida tu bienestar mental

El estrés, la ansiedad y la depresión son aspectos que influyen negativamente y qué causan problemas de memoria, ya que vamos a estar claros, cuando pasamos por alguna situación que nos causa alguno de esos sentimientos simplemente no nos podemos concentrar ¿por qué? porque estamos pensando en otras cosas; en aquello que nos está causando esas sensaciones negativas a nuestro ser.

Así que cuidar nuestra salud mental es sumamente importante, quizás no puedas evitar pasar por una de estas situaciones, sentir estrés, ansiedad o depresión, porque es algo Inevitable. Pero si es necesario que trates en la medida de lo posible superar cada una de esas etapas, sólo así es que podrás mejorar tu memoria y concentrarte en las cosas que debes realizar.

Cuéntale a otro lo que estás aprendiendo

Diversos estudios han confirmado que contarles a otras personas lo que estás aprendiendo o lo que quieres memorizar es una técnica bastante efectiva para recordar. 

Así que si quieres retener la información por un tiempo más prolongado te recomiendo que le pidas a algún amigo o familiar ayuda, que se siente un segundo a escuchar todo lo que quieres contarle o lo que has aprendido.

En caso de que no cuentes con el apoyo de alguien que te pueda echar la mano, no te preocupes, pues incluso pararte frente a un espejo o hacer que estás dando un estilo de charla, te ayudará a memorizar mejor las cosas.

Varia tu rutina de estudio, no hagas siempre lo mismo

En ocasiones es necesario variar tu rutina de estudio, hacer algo diferente o introducir algo novedoso ¿por qué? simplemente porque rompe la monotonía y hace que los resultados sean más eficaces. 

Cualquier cambio que realices es importante, ya sea que estudies en otro lugar al cuál estabas acostumbrado, encuentres otra hora del día para tus estudios o apliques cualquier otra novedad que te parezca interesante; hacer que tu momento de estudio sea diferente y por qué no, divertido.

Con esto no quiero decir que debas hacer un cambio radical, no, simplemente modifica algunos factores como los que te mencioné con anterioridad, y verás cómo mejorará tu concentración y, por su puesto, tu memoria. Lo novedoso hará que todo sea más interesante, porque llega un punto que al estar haciendo siempre lo mismo, nos aburrimos y no sentimos motivación para hacer las cosas, así que un cambio nos vendría bien.

Ya para finalizar, te puedo decir que si llevas a cabo todos estos hábitos o consejos que te mencioné con anterioridad, podrás adquirir más conocimiento y mantenerlo almacenado en tu memoria por un tiempo más prolongado. 

Sin duda la memoria es un aspecto clave en nuestra vida, porque es aquella que guarda todo lo que hemos vivido y aprendido en cada etapa, por eso es importante que la cuidemos y realicemos actividades que permitan mejorar nuestra capacidad de retención.  

Y es que ¿te imaginas olvidar algo que ha sido importante para ti? O ¿Qué ya no recuerdes nada de lo que estudiaste en tu carrera universitaria? ¡Qué horror!, no debemos dejar que esas cosas pasen, hay que procurar constantemente hacer actividades que mejoren nuestra memoria.

 

Lo último en nuestro blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba